Martes , 6 Junio 2017

Guillain-Barré: la otra enfermedad que los científicos vinculan al zika

silla

Mucho se ha hablado del vínculo entre microcefalia y zika. Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que también existen “hallazgos consistentes” del aumento de casos de síndrome de Guillain-Barré en zonas afectadas por el virus, detectados por primera vez en la Polinesia Francesa, durante un brote de zika entre 2013 y 2014.

Se trata de un trastorno autoinmune que afecta al sistema nervioso y desemboca en la parálisis progresiva de los músculos del cuerpo. Comúnmente se asocia a procesos infecciosos, aunque hay pocos estudios concluyentes en torno a esa hipótesis.

La OMS estima que la incidencia anual del síndrome de Guillain-Barré oscila entre 0,4 y 4 casos por 100.000 habitantes por año. Aún no hay una cura específica, pero la mayoría de las personas sobreviven y se recuperan por completo, con tratamientos que suelen centrarse en reducir la gravedad de los síntomas, que explicaremos a continuación:

Lo que se conoce hasta ahora es que, cuando se contrae la enfermedad, el sistema inmunitario ataca a una parte del sistema nervioso periférico: incide en la mielina, la capa aislante que cubre los nervios.

Como consecuencia, los nervios se vuelven incapaces de transmitir señales con eficiencia, los músculos comienzan a perder su capacidad de responder y los pacientes comienzan a sufrir debilidad.

El cerebro también resulta afectado porque recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo, y por lo tanto, la persona empieza a perder sensibilidad ante el calor, el dolor, las texturas y otras sensaciones.

Son síntomas que pueden empeorar de manera muy rápida, mientras la insensibilidad suele empezar en los pies, y avanza hacia el resto del cuerpo, hasta llegar al rostro.

Con información de BBC

 

Clasifica este Post!

También puedes ver

Leche de vaca, soya o almendras: ¿Cuál es más saludable?

Si antes sólo se elegía entre las distintas variedades de leche de vaca, entera, semidescremada …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *